viernes, 24 de febrero de 2012

Laberinto de otro mundo

Lejos estoy de recordar
el momento exacto
en que comenzaron
las ausencias.
Ahora soy ese ser
sin gravidez que tantas
veces amenazó con irse.
Y lo que un día creíste
simple levitación de
metro y medio
ha tomado altura
estirando la distancia.
Demasiado tarde.
Ya nada pude hacer para
mantenerme a tu lado.

 
 
 
 
 
 


Cosmos
Publicar un comentario