jueves, 27 de enero de 2011

La Ciudad

“Magic City crece a su propio ritmo
y la gente no sabe por qué crece”.

Esteban Luis Cárdenas


Dime, ciudad, ¿qué somos?
Sueño con calles de sombras,
con azules y blancos;
pero abro los ojos y no es Tánger,
es Flagler St...
trampa de concreto y asfalto.

Vivo en una urbe que se
mueve al ritmo del reggaeton,
ausente de gloria, hecha de retazos;
que avanza amenazante,
sin historia; que busca monumentos,
estatuas, frondosos parques;
pero que aún no despierta
de sus equívocos.

El calor se viste de lunes,
derramando una llovizna insistente,
imaginada; en esta ciudad que
desvela todas sus interrogantes
con himnos, discursos, marchas,
panfletos; pero nadie ve al perro
abandonado, ni al gato herido,
que suplicantes nos siguen los pasos.


Publicar un comentario