domingo, 31 de octubre de 2010

Caracol

Soy un caracol 
en un laberinto,
con la casa a cuestas.

Voy encontrando verdades
que salen a la luz
por las esquinas;
ocultamientos,
disfraces
que ya dejaron
de serlo
que abandonan
sus rincones oscuros
para dejarte sin habla.

Eso soy:
Un caracol baboso y derretido
que se arrastra como Dalí
en sus mejores tiempos.
















Publicar un comentario