domingo, 17 de octubre de 2010

Efecto Mariposa

Galácticas memorias

qué lujo de vida,

qué disparate

Lenguas que juran,

manos que rozan,

fantasmas que nos

velan oníricos,

alertas.


Costas, muros, besos,

palabras, promesas.

Cuántas lunas pasaron,

cuánto tiempo se escurrió

en el ritual milenario del amor.


Le das vueltas al reloj.

Eres una guerrera sin freno,

te enfrentas a unos ojos,

te enfundas en tu armadura,

desandas algunos caminos.

Es el eterno retorno.


Es ese batir de alas

de la mariposa,

ese efecto del que hablan,

efecto que afecta y desarma.

Soy lo que tú quieras.

En primavera ardo y me diluyo

entre tus canciones.

 




Leandro Cadalso Gonzáles
El sueño de la mujer mariposa
Publicar un comentario