sábado, 16 de octubre de 2010

Edades

Hay una edad mágica
donde uno se diluye
donde los objetos cobran vida
y tienen nombre.
Hay una edad mágica
en la que todos son buenos
en la que el mal no tiene cabida
y el amor es la palabra del día.
Hay una edad mágica
en la que tú habitas
y yo abro las puertas
del tiempo
y te encuentro allí parada,
detenida, expectante,
esperando a que te diga:
"vamos, vamos;
éste es nuestro espacio
ésta es nuestra magia".



Patricia Nieto
Espejo del Agua
Publicar un comentario